jueves, 27 de enero de 2011

Esperanza para el mundo actual



La esperanza ayuda a mantener una actitud saludable ante las circunstancias de la vida, pues ella permite esperar con interes e  ilusiones lo mejor,  alivio a la mente y tranquilidad al corazón. Es contrario, al  desánimo que es una condición terrible. Las malas noticias que recibimos cada día son abrumadoras y deprimentes que llevan al desanimo y a  pensar que lo que se está enfrentando no tiene solución.


En el publicaciones anteriores les comente sobre las malas noticias en materia delictiva lo ocurrió en nuestro estado, durante el año 2010.Pero a pesar que estamos en un nuevo año la historia se repite. Todos los días al escuchar los noticieros y leer diferentes medios de comunicación impresos, sobre los sucesos y hechos acontecidos durante el día o un fin de semana en las ciudades de cualquier país del mundo; la mayoría de los reportes noticiosos son Malas noticias.

Ahora ¿Por qué hay tantas malas noticias? Es sencillo. Las malas noticias son producto de la condición decadente del ser humano. Lo que ocurre es la manifestación a mayor escala, el producto multiplicado de lo que está ocurriendo en el ámbito personal individual de los ciudadanos del lugar, haciendo perder toda esperanza, sin poder disminuir la culpabilidad del pecado, la ansiedad de vivir en rebeldía a los mandamientos de Dios.

Entonces con tantas malas noticias, ¿puede haber alguna buena noticia? ¡Sí! Y de esa buena noticia es que deseo hablarle . Las buenas noticias del evangelio y salvación para la mala vida del hombre existe una solución, que puede resolver el problema del pecado que es la semilla de las malas noticias.

El Evangelio  de Jesucristo es único que puede  realmente dar sentido a la vida , esperanza de vida después de la muerte. El evangelio es la buena  noticia para el hombre enseña que puede ser perdonado el pecado,  quitar la culpabilidad, dar esperanza ,firmeza y confianza en la vida presente, digna de ser  vivida y recordada,  ya  hoy puede ser una realidad ¡El hombre justo será siempre recordado. No tiene miedo de malas noticias; su corazón está firme, confiado en el Señor. (Salmo 112:7)

No hay comentarios:

Publicar un comentario